¿Qué es el estrés?

El estrés es la respuesta natural que tiene tu cuerpo y mente ante una situación estresante. Una situación estresante es cualquier suceso percibido como desafiante o amenazante. Durante situaciones estresantes, tu organismo se prepara para hacer frente a la amenaza secretando hormonas como adrenalina y cortisol, provocando un aumento del ritmo cardíaco, y tensionando los músculos.

Con estos cambios te encontrarás preparado para responder a tal situación, pudiendo luchar o escapar de ella. Una vez resuelta la amenaza, esta respuesta se acaba y el organismo vuelve a su estado basal. Cuando estás sometido a una o varias situaciones estresantes de manera constante, es probable que tus capacidades para enfrentarlas se vean sobrepasadas. De este modo el sistema de estrés se mantendrá encendido, pudiendo provocar daños en tu salud, convirtiéndose en un estrés patológico, llevándote al estado que comúnmente se denomina “estrés” o “estar estresado”.

¿Quiénes pueden sufrir de estrés?

Cualquier persona que se encuentre sometido a un estresor puede padecer este problema. Si bien los estresores pueden variar de persona a persona, existen situaciones que pueden ser una fuente común de estrés, por ejemplo, conflictos intrafamiliares, separación de pareja, ambiente laboral adverso, exceso de trabajo, cesantía, tener que cumplir con múltiples tareas, problemas financieros, entre otros.

Pasar por más de una situación estresante a la vez aumentaría tu riesgo de sufrir estrés.

¿Cómo se siente el estrés?

Los síntomas de estrés pueden afectar tu cuerpo y mente. Es común que si estas estresado presentes dolores de cabeza, problemas para dormir, cansancio, tensión muscular o dolor de estómago. También podrías notar que te enojas más fácilmente, que cuesta concentrarte, que te sientes triste o abrumado.

Algunas personas lo vivencian como un agotamiento o cansancio mental, como una sobrecarga que supera nuestros límites o como un período de mucha tensión.

Si el estrés se vuelve duradero, te impide hacer tus actividades cotidianas o te sientes sobrepasado, es recomendable solicitar ayuda.

¿Cómo distingo es estrés normal del estrés patológico?

Si bien todos pueden experimentar estrés ante ciertas situaciones, lo esperable es que esto sea acotado en el tiempo y que puedas continuar con tu vida de manera normal. Si el estrés se vuelve duradero, te trae problemas para desarrollar tus actividades cotidianas, influye de manera negativa en tus relaciones sociales o te sientes sobrepasado, podrías estar experimentando un estrés patológico.

Presta especial atención si esto te lleva a tener ideas de muerte o de quitarte la vida. En esta situación busca ayuda profesional inmediatamente.

¿Qué puedo hacer para enfrentar de mejor manera el estrés?

Un primer paso importante es el hecho de darte cuenta que estás estresado. Muchas veces, debido a diversas presiones, pasarás por alto tus molestias y no te darás cuenta que ya estás sobrepasado. Una vez que te das cuenta que estás estresado, puedes ponerte en acción para combatir este estrés.

Existen diversas medidas que puedes adoptar, explora cual o cuales de las siguientes se adaptan mejor a tí:

Si estas estrategias no son suficientes para reducir tu estrés, no te preocupes. Es recomendable que consultes con un/a especialista en salud mental para encontrar juntos la mejor alternativa para tí

  • Realiza actividad física con regularidad.
  • Explora y practica técnicas de relajación (respiración, meditación, yoga, etc.).
  • Tómate un descanso. Si es posible haz un alto en la actividad(es) que te está estresando.
  • Pasa tiempo con tu familia y amigos.
  • Mantén tus pasatiempos favoritos.
  • Busca ayuda. Muchas veces podremos encontrar a alguien que nos ayude con las tareas que nos sobrepasan.
  • Trata de organizar tus actividades, prioriza las que necesitas hacer primero.
  • Cuida tu alimentación y tus hábitos de sueño.
  • Evita el uso de tabaco, alcohol o drogas.

¿Qué no me ayudará cuando me siento estresado o estresada?

No es recomendable que te aisles de tus seres queridos, ni que recurras al alchol o a las drogas para evadir la realidad. Tampoco te ayudará intentar a toda costa continuar con tus deberes, cuando estamos estresados nuestro rendimiento puede bajar y será recomendable hacer una pausa para luego volver a retomar.

¿Qué puede pasar si alguien con estrés patológico no recibe ayuda?

El estrés sin tratamiento te puede llevar a diversos problemas, tanto a nivel físico, mental y social.

Si no recibes ayuda de manera oportuna, podrías sufrir un problema mayor como una depresión o un trastorno de ansiedad. También podrías desarrollar problemas físicos como sobrepeso u obesidad, problemas con tu presión arterial o descompensación de cualquier enfermedad.

Además, puedes ver alterado tu sueño, tu capacidad para los estudios o el trabajo, podrías tener dificultad para socializar con otras personas o tener conflictos familiares.

Algunas personas comienzan a beber alcohol o drogas en gran cantidad. Por último, puedes tener un mayor riesgo de atentar contra tu vida.

© Proyecto ExpertaMENTE cuida tu mente. 2020